miércoles, 25 de abril de 2012

Carta de sor María Américo a las Inspectoras

Queridas Hermanas Inspectoras:

Con mucha alegría y esperanza estamos concluyendo el Proyecto Mornese FMA-Laicos, a través de la evaluación que realizamos hoy, hemos constatado que ha sido una experiencia rica de salesianidad, donde cada uno de los que
han participado en este peregrinaje,  al encontrarse en el corazón de la Iglesia y del Instituto han logrado vivir un momento fuerte para renovar su fe, su ser de educadores y sus deseos de que el carisma salesiano llegue a tantos jóvenes.
Agradezco la generosidad de las Inspectorías de Sor Graciela Recchia (ABA)
y Sor Maria Teresa Aguirre (CBC) que han permitido que nuestras hermanas
pudieran estar con nosotros para animar y contagiar del amor al Instituto
a los que han participado en el Proyecto.
En este tiempo de pascua, el Señor se ha aparecido también a este grupo de
42 participantes (18 FMA- 24 laicos) y como a los discípulos se les hará
imposible no contar “lo que han visto y oído” , por eso les invito a que les escuchemos personalmente y que abramos espacios en nuestras comunidades educativas, para que este testimonio nos impulse a todos a renovarnos en este carisma de esperanza para el mundo.
Gracias también a nuestra querida sor Mónica, que con tanta dedicación y
responsabilidad ha seguido de lejos este proyecto, un gracias que se transforma en oración, y pedimos al Señor que le continue dando la fuerza
que necesita para realizar en todo su voluntad.
Gracias a cada una de ustedes hermanas por permitir que sus inspectorías crezcan en el amor a nuestro carisma, en cada una de las personas que han
participado.
En Mornés, donde estaremos para celebrar junto a nuestra Madre, la Fiesta
de la gratitud las confiaré a ustedes y al grupo que ha participado en el
Proyecto, a Madre Mazzarello.
Les deseo un fecundo mes de mayo. La Virgen Auxiliadora nos conceda el don
de santas vocaciones.

Un abrazo.
Sor Maria Américo Rolim

1 comentario:

  1. Gracias a nuestra Madre, María Auxiliadora, por el don de la vocación salesiana de cada Hija de María Auxiliadora y cada laico/a que compartimos con ustedes la misión entre los jóvenes.
    El Proyecto Mornés ha sido una experiencia nutriente en las fuentes del carisma, que renovó mi alegría y compromiso de educadora! Gracias Hermana María Américo por este mensaje.

    ResponderEliminar

GRACIAS POR ACOMPAÑARNOS EN ESTA EXPERIENCIA