domingo, 15 de abril de 2012

Sábado 14 y Domingo 15 de abril

Seguimos peregrinando en tu tierra santa, Maín, profundizando el don de tu vida hemos mirado nuestra vida.
Hemos descubierto en tu vida simple y sencilla la santidad de lo cotidiano.
Caminamos por tus calles, sentimos la lluvia de tu tierra, nos recreamos con las colinas y senderos ... admiramos tu espíritu de sacrificio, superación y valentía para reconocer el nuevo llamado de Dios en la hora de la prueba.
 Nos contagiamos con el don de la amistad que experimentaste especialmente con Petronila.

1 comentario:

  1. Todo nos revela la presencia de nuestra Buena Madre. También hoy Dios nos confía tanto.

    ResponderEliminar

GRACIAS POR ACOMPAÑARNOS EN ESTA EXPERIENCIA